SOBREPESO

FO-073-0200

 

                                                               SOBREPESO

Hoy en día tenemos una gran cantidad de dietas en el mercado. Las dietas estrictas no reflejan amor contrariamente se convierten en una forma de odiarnos, ni crean cambios permanentes. Cuando nos queremos a nosotros mismos no necesitamos hacer dietas.

No tiene ningún sentido hacer dietas drásticas para perder peso, porque después de la privación se recupera rápidamente el peso perdido. La mejor decisión es optar por la salud y aprender a comer de manera sana.

Un Coaching en Nutrición te ayudará a crear hábitos saludables, a comer alimentos sanos y de esta forma no recuperarás el peso perdido.

No sólo somos lo que comemos, sino también lo que pensamos. Así que ahora te entrego unas afirmaciones que te ayudarán a tomar el control.

SOBREPESO

 Si tenemos algún hábito compulsivo, cualquiera que éste sea, en vez de pensar en lo terribles que somos, démonos cuenta de que no lo tendríamos si en nuestra conciencia no hubiera la necesidad de tenerlo.

 Estoy a salvo y seguro en mi mundo

 El exceso de peso siempre ha significado protección. Cuando te

sientes inseguro o asustado, te aíslas con esa protección. Te

pasas la vida enfadado contigo mismo por ser gordo, y cuando

comes te sientes culpable. El peso no tiene nada que ver con la

comida. En tu vida está pasando algo que te hace sentir

inseguro. Puedes pasarte veinte años peleando con la grasa, y

seguirás siendo gordo porque no habrás abordado la verdadera

causa. Haz a un lado el problema del peso y trabaja primero en

el otro problema… en la pauta que expresa: «Necesito

protección, me siento inseguro». No te enfades por tu exceso

de peso; no olvides que las células responden a nuestras

pautas mentales. Cuando tu necesidad de protección

desaparezca, cuando empieces a sentirte seguro, la grasa se irá

disolviéndose por sí sola. Empieza a decir: «Yo solía tener

problemas de peso», y empezará a cambiar la pauta. Lo que hoy

decidas pensar, irá creando tu nueva figura del mañana.

Generalmente, las personas que huyen de sí mismas necesitan algún tipo de adicción para llenar su espacio interior.

Estoy dispuesto a liberarme de mis miedos

 Si tienes problemas de peso, puedes tener toda la fuerza de

voluntad y toda la disciplina del mundo, y seguir toda clase de

dietas; puedes ser realmente fuerte y pasarte meses sin comer

un bocado más de lo que deberías comer. Lamentablemente, en

el momento en que la fuerza de voluntad y la disciplina te fallen,

el exceso de peso volverá, porque no te habrás ocupado del

verdadero problema, sino sólo de su efecto externo. Con el

peso, el verdadero problema es generalmente el miedo; fabricas

grasa para protegerte. Puedes pasarte la vida entera peleándote

con la grasa y sin llegar nunca al verdadero problema. Hasta

puedes morirte creyendo que no has sido una persona válida

porque no pudiste perder peso. Sin embargo, tu necesidad de

seguridad podría satisfacerse de manera más positiva, y

entonces el exceso de peso desaparecería por sí solo.

Repite: «Me dispongo a liberarme de la necesidad de tener problemas de peso. Me dispongo a liberarme del miedo. Me dispongo a liberarme de la necesidad de esta forma de protección. Estoy a salvo».

Louise Hay

Alejandrina Acosta Jaspe.

coachinhay

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s