EL SENTIDO DE LA VIDA

images (3)

EL SENTIDO DE LA VIDA

Vengo en tren desde Sevilla, allí dejé parte de lo que más quiero en mi vida, me acaban de regalar el libro “EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO” de Victor Frankl, un psiquiatra  que vivió en carne propia la devastación del hombre, los campos de concentración . Pienso inevitablemente en mi padre que vivió en el único campo de concentración que se creó en mi país. En las relaciones desvastadas, a como superamos tanto trauma y tanto dolor. Pienso en cuando creía superada todo prueba en este mundo, el egocentrismo de un ser enfermo, resentido y perverso cambió para siempre la vida de la familia que construí y del amor más grande que viví.

Este libro maravilloso, fuerte por demás, ha sido traducido a más de 20 idiomas y considerado entre los 10 libros más influyentes de todos los tiempos, habla de la capacidad humana de trascender sus dificultades y abrirnos a la otra visión de que nuestra vida tiene un sentido, que todos tenemos una misión en ella, y que es digna de ser vivida.

“Consideremos a continuación lo que podemoshacer si un pasiente nos pregunta  cual es el sentido de su vida. Dudo que haya ningún médico que pueda contestar a esta pregunta en términos generales, ya que el sentido de la vida difiere de un ser a otro, de una hora a la otra. Así pués, lo que importa no es el sentido de la vida en réminos generales, sino el significado concreto de la vida de cada individuo en un momento dado. Plantear la cuestión en términos generales equivale a lapregunta que le hicieron a un jugador campeón de ajedrez: “Dígame maestro ¿Cúal es la mejor jugada de ajedrez?”. Sencillamente no hay respuesta a esa pregunta, pues jamás se dará una buena jugada, o la mejor jugada, sin una referencia concreta a una determinada partida y a la peculiar personalidad del oponente. Exactamente igual ocurre con la existencia humana; no deberíamos perseguir un sentido abstracto de la vida, pues a cada uno le está reservada una precisa misión, un cometido a cumplir. Por consiguiente, ni puede ser reemplazado en su función, ni su vida puede repetirse: su tarea es única como única es la oportunidad de consumarla.

De acuerdo con la logoterapia, podemos descubrir o realizar el sentido de la vida según tres modos diferentes: a) realizando una acción, b) acogiendo las donaciones de la existencia y  c) por el sufrimiento.

a La logoterapia intenta que el asiente tome conciencia  plena de sus responsabilidades personales; en consecuencia, la fuerza de elegir por qué, de qué o ante quién se siente responsable. Por eso el logoterapeuta, es el menos inclinado a imponer a un paciente juicios de valo…Corresponderá al paciente entonces, por tanto, decidir si debeinterpretar su existencia como una responsabilidad ante la sociedad o ante su propia conciencia. Una gran mayoría siente esa responsabilidad ante Dios, a Él debebn rendir cuentas; son las personas que no se quedan sencillamente en la tarea de cumplir, sino que vuelven la vista hacia quien les ha comendado esa tarea.

b El amor es el único camino para arribar a lo más profundo de la personalidad del hombre. Nadie es conocedor de la esencia de otro ser humano si no lo ama. Por el acto espiritual del amor se es capaz de contemplar los rasgos y trazos esenciales  de la persona amada; hasta contemplar también lo que es aún potencialidad, lo que aún estápor desvelarse y por mostrarse. Todavía hay más: mediante e amor, la persona que ama posibilita al amado la actualización de sus potencialidades ocultas. El que ama ve más allá y le urge al otro al otro a consumar sus inadvertidas capacidades personales.

c) El sentido de la vida es de caracter incondicional, pues incluye hasta el sentido potencial de  un sufrimiento ineludible. Traigo ahora a la memoria mi experiencia más honda en un campo de concentración. Las posibilidades de sobrevivir en uno de esos campo de concentración…En tales circunstancias no resistía a la tentación de cuestionarme si mi vida no se encontraba totalmente húerfana de cualquier sentido. Muy pronto recibí respuesta a esa desesperanzada y apasionada pregunta…Sucedió al abandonar mi ropa y heredar, a cambio, los arapos de un prisionero enviado a la cámara de gas de Auschwitz. En vez de las muchas páginas de mi libro “perdido” encontré en el bolsillo de aquella andrajosa chaqueta una única página, arrancada de un libro de oraciones en hebreo, con la sublime oración judía: Shemá Israel. ¿Cómo interpretar esa “coincidencia” si no en términos de un desafío para vivir mis pensamientos en vez de limitarme a exponerlos en un papel?.  Un poco más tarde según recuerdo, no tardaría en morir…mis compañeros preguntaban ¿Sobreviviremos a este campo?…Yo me preguntaba ¿Estas muertes y este sufrimiento de estagente y de los cercanos, guardan algún sentido? Así debía ser, pues en caso contrario, definitivamente el sobrevivir perdía su sentido, porque la vida, cuyo sentido último dependa del azar o de la casualidad para mantenerse vivo seguramente no merece la pena ser vivida.”

 

Alejandrina Acosta Jaspe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s