A VECES ERES TÚ QUIEN TIENE QUE CAMBIAR

fol34

Después de tratar de poner en orden mi vida, de darme un espacio para albergar mis emociones, aquella idea venía como oleadas sobre mi.

Mucho tiempo había transcurrido desde que la vida me lanzó a tomar la decisión de hacer cambios significativos, esperé con verdadera inquietud que algo cambiara, cambió el tiempo pero en realidad nada había cambiado!.

A veces no queremos ver lo que tenemos que ver…y es que esa persona nunca cambiará, nunca nuestra relación va a ser algo importante en su vida y contrariamente, cada día es más de lo mismo y comienza a parecerse a más de lo mismo también…

Por mucho que tratamos de inventarnos o versionar la realidad para que se parezca a nuestros deseos, nos quedamos con la verdad ante nuestros ojos.

Hay un momento en que deseamos que esa otra persona cambie, y de alguna manera nos damos cuenta de que el cambio es nuestro.

Nos hacemos mucho daño cuando intentamos vendarnos los ojos y vivir o mantener a flote una mentira.

Nos sentimos disminuidos y así, debemos levantarnos y elegir si quedarnos con nuestro cuento roto o irnos, si callamos o hablamos, o si por lo contrario nos anulamos o actuamos.

Me gustaría saber tu opinión.

Con amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s